Crecimiento para PyMES
 

Reactivación económica: Herramientas para hacer crecer tu negocio

Hasta 10 millones de pesos en 72 horas

Solicitar crédito

3 ‘tips’ para pagar el crédito de tu PyME sin ahogarte en deudas

Las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) se enfrentan a diversos desafíos para continuar sus operaciones y expandirse.

Tres de los principales factores que dificultan su desarrollo son la mala administración del negocio, falta de capital de trabajo y el acceso al financiamiento, de acuerdo con cifras de la Radiografía del Emprendimiento en México 2020

Estos aspectos están directamente relacionados y, como resultado de una mala gestión, pueden conducir al cierre de cortinas.

Un préstamo puede ser una opción adecuada para que un negocio incremente su inventario, expanda sus operaciones, invierta en tecnología, cubra los gastos del diario o, incluso, pague otras deudas, en Creze puedes obtenerlo en 72 horas, para obtener más información DA CLIC AQUÍ.

Sin embargo, las PyMEs pueden cometer muchos errores a la hora de apalancarse de financiamiento como:

  • Solicitar cantidades que superen su capacidad de pago
  • Solicitar un monto mayor o menor al que realmente necesitan
  • No tener claro a qué destinarán específicamente el dinero
  • Retrasarse o no cumplir con los pagos en los periodos establecidos
  • Mezclar finanzas personales y empresariales
  • Tener y manejar defectuosamente más de un crédito

“Todos estos factores pueden hacer que un crédito se convierta en una verdadera pesadilla para una empresa. Los emprendedores deben analizar las distintas opciones de financiamiento que existen y elegir la que mejor se ajuste a sus necesidades”, señala Bernardo Prum, Managing Director de Creze

En caso de que una PyME cuente con una deuda considerable, existen diversas alternativas y mecanismos para manejar el adeudo y cumplir con sus obligaciones. 

Te damos tres maneras para pagar un crédito sin ahogarse en deudas:

1. Plan de pagos.

Las PyMEs deben hacer un análisis profundo de su situación financiera, incluyendo y dando prioridad a los créditos. Una vez que se tenga claro cuál es el estado del negocio y a cuánto ascienden las deudas, los emprendedores pueden diseñar una estrategia específica para pagarlas. El plan de pagos es un sistema para terminar con deudas que contempla los montos y los plazos necesarios para salir de esta situación.

2. Consolidación de la deuda.

En caso de que las deudas sean múltiples, es recomendable que se consoliden en una sola cuenta. Esto no disminuye o elimina el adeudo, pero ayuda a concentrar estos saldos en un solo lugar, con un pago mensual regular y una tasa de interés única. De esta manera, los emprendedores solamente tienen que preocuparse por realizar un pago en lugar de varios en diferentes fechas. 

Para esto es necesario acercarse a las instituciones financieras con las que se contrató el préstamo y buscar soluciones de manera colectiva. 

 

3. Liquidación de la deuda.

Esta alternativa se refiere a un acuerdo entre las dos partes para saldar un monto de la deuda, generalmente se lleva a cabo cuando el adeudo es muy considerable y los intereses han elevado la suma de manera exponencial. La liquidación es una opción para salir de deudas, pero puede tener efectos negativos en el mediano y largo plazo.

 

Liquidar la deuda de esta manera afectará el historial crediticio de la empresa, por lo que difícilmente este negocio podrá acceder a nuevas opciones de financiamiento. Incumplir con los pagos puede tener repercusiones como un aumento en la tasa de interés. Para esta opción es recomendable apoyarse con empresas especializadas en este tipo de procesos. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.